lunes, 23 de febrero de 2009

Lo único importante


"Seriamente, yo soy viejo ahora, y he renunciado a interesar a la humanidad, aún a la más favorablemente dispuesta: es propio del buen sentido, hay un tiempo para callarse. Como toda persona que medite debería percibirlo al cabo de poco tiempo, todo lo que se expresa y se discute es como la madera o el papel: irremediablemente exterior a la vida del espíritu. El pensamiento, el único pensamiento, es todo interior a estos jalones que no pueden empañar su transparencia divina ".



Tomado de un escrito del p. Alberto E. Justo op en ermitañourbano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada