sábado, 5 de junio de 2010

La única grandeza



Conformidad perfecta al plan divino, esa es la verdadera grandeza y la única hermosura.La perfección del abeto no es la de la encina, ni la hermosura de la rosa es la de la violeta. Cada ser tiene la suya propia. De la realización de cada una de estas perfecciones está hecha la bondad del universo.Y dentro de la realización de esta perfección propia encuentran su alegría los seres.

Dom A. Guillerand, cartujo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada